Lookin' for!

viernes, 1 de marzo de 2013

masas de color y silencio




el ojo es ojo porque te escondes delante de la cámara, restriega sus ganas contra la mirada de un desconocido, contra la mirada de nadie que pueda decir "te he visto muy perdida", ofrece su cuerpo hinchado a los que palpitan tras paredes empañadas, emplea su tiempo y después se acuesta con las piernas pesadas y la en la boca chapoteando el gusto a madrugada, a veces sus deseos quieren cabalgar solos, pero pocas cosas hay tan atractivas como el espectáculo, el ojo a veces se gira y cuando se contempla a sí mismo -dirige miradas de incomprensión a todo lo de fuera-, ¿por qué me miras así?

el cerebro sigue flotando en alguna de las condenadas ciudades,
pero en nuestros espacios abiertos no entra su influjo,
las sonrisas se revuelven, lo he visto al despertarme,
el metálico sigue soltando ese humo de futuro opaco,
pero en nuestros refugios las horas se quedan a observarnos;
el tiempo también se sorprende de nuestra eternidad
sudorosa
soñolienta
en nuestros refugios aún quedan masas de color y silencio