Lookin' for!

martes, 5 de marzo de 2013

todo cuenta





no necesito salir de mi manzana para sobrevivir
las ideas, eso sí, se quedan heladas bajo las cornisas
los bares cierran y se enganchan los zapatos
al suelo roto y lleno de cristales sucios y cruces
demasiado rápidos de miradas furtivas
si no nos detenemos es por correr hacia la muerte
o hacia lo desconocido, como siempre
si no nos detenemos es por pasar
sin escuchar el murmullo de libélulas cayendo,
que es una forma ajardinada de decir
que no queremos asistir al derrumbamiento de las posibilidades

al principio todo era potencia
pero también sabemos que después
la vida se escribe paralela a un fondo extraño
que justificará cada interrogante posible
y que no es el futuro
porque el futuro es la anarquía de presentes consumándose
y del caos no salen las respuestas
salen las visiones

la vida se narra sobre el estruendo de lo absurdo
y creemos que lo defintivo es apartarnos de ella
y acercarnos a lo ancestralmente transmitido,
a las razones que hay entre el cielo y la tierra
para explicar lo que es asombro, perplejidad:
una vida que se asombra de sus propias palabras
porque pueden pronunciarse a sí mismas
un vida que se vuelve infinita en sus propios pliegues
y absorbe todo lo que contempla al contemplarlo
desde su dimensión marítima

la vida abruma porque arrastra todo significado
como las olas, hacia un sentido
que espumea brillante al sol
igual que ruge desde el fondo torrencial
igual que aúllan los animales
cuando saben que están solos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Praxis