Lookin' for!

miércoles, 7 de noviembre de 2012

disimula, que ha parado la guardia civil...






Ahora es todo tan distinto
que la anterioridad de una lucidez sin objetivo parece absurda
ahora que puedo amanecer frente a tus ojos ciclópeos
y mirarte de frente como a un animal fuerte y vulnerable,
puedo hacerlo al despertar rodeada de tu olor más ácido y personal
sin tener que esconder la promesa herida de una batalla inconclusa,
guardar la cabeza en el recoveco arterial y esperar
a que el huracán florezca
y me transmita
en una sola mirada inquisitiva
el dolor más intenso e irreversible de toda historia desgarrada:
nunca volverá a suceder como entonces.

Pero tengo algunas inquietudes
solo un poco, un ligero temblor de plenitud
"la belleza es una promesa de felicidad"
al ver solo versos que se suceden y disfrazan de continuidad
los retales de una existencia insoportablemente cíclica.
Sin saber quién eres acabas de entrar,
sin saber quién eres saldrás sin preguntar,
y yo seguiré siendo, como siempre, todo lo que no he sido:
la certeza que no confesé a tiempo,
las piernas que se enredaron más de la cuenta,
la universalidad que las palabras solo pueden desear,
el paseo contigo antes de seguir bebiendo por una vieja ruina
quizá gloria
la ciudad que tuvo que embriagarme
antes de alejarse,
los besos que dimos solo con los labios por temor a perder la cabeza.