Lookin' for!

lunes, 4 de junio de 2012

parto lúcido



En la literatura volví a encontrarme restos de naufragio,
en las páginas de otros estériles veía la misma perplejidad,
nunca volví

fue un parto doloroso y la lucidez alumbró tristeza
fue un tiempo dilatado y nunca volví a las correspondencias

tengo ganas, me ubico en la belleza, en la vergüenza cotidiana,
en los domingos que apareces entre humo y distorsiones,

aparezco encima de la cama, respirando y el pecho retumbando
acariciando los muslos tibios despojados de razones

¿para qué quieres detener el cariño? quiero sólo apretarte la cara
apretarte la boca, dejar de teclear para que me sacudan palabras,
dejar de soñar despierta para que me despierten manos inquietas,
encontrarte en otros ojos, destrozarme por dentro si así lo quiero.

No me sujetan, respetan, elevan, acomodan, me recorren descargas,
no volverás a querer con tanto brillo pero nunca verás más oscuridad
en las cosas más fáciles, la alegría es rodar a partir de una simpleza,
y escribir cosas distintas significa volver a partir de catorce, empezar.

Antes de conocerte, ¿qué hacías entre tanta lluvia?