Lookin' for!

martes, 7 de febrero de 2012

Corrientes otoñales depuradas

Arena, sudor, cristales, fósiles,
camino.

En esta playa no hay más que restos.
Todos muertos.

Y tú andando entre cuerpos tiernos
sin rozarlos y sin quererlos.

No arañan, no muerden, no se adentran
con la lengua por delante
y la vida por detrás.

No les vence el miedo, porque no se enfrentan.

No pierden tampoco, pero en la hipocresía han olvidado
la textura de las ilusiones.

Rotas o enteras, siguen siendo suficientes.
Viven del futuro y alimentan el presente, ¿qué más quieres?

No sé, cumplirlo todo. Para no vaciarme en palabras y no mirar hacia dentro y verlo:
otra vez color rojo.

Tú lo sabes, el secreto está en el engaño y la solución en el cariño.

Seguimos en la misma playa.
Seguimos reconstruyendo la barquita que arrastró la última ola.
Nos fuimos un poco con ella,
y nunca romperá de la misma manera.
Por eso miramos cómo se mueve, es sólo CURIOSIDAD.

-Los principios son irrepetibles y por eso duelen más que los finales.

Seguimos en la misma playa.
La noche se descalza está agotada.

El viento envuelve y congela,
ensordece y disminuye
la nostalgia de cualquiera
que se siente frente al mar.

Y en cada ola que se parte
VAMOS A DARLO TODO
en cada espuma que se forme
VAMOS A ALIMENTARNOS DE SAL
en cada espigón que se acabe
VAMOS A SALTAR.


Y ahora habría que saltar.