Lookin' for!

sábado, 28 de enero de 2012

critical

- Es muy temprano, para que te pongas a hacer el desayuno. Ven y cuéntame qué hiciste anoche. Ayer no me quedó claro.

- Es muy tarde, para que me pidas tantos favores. El desayuno nos ayuda a recuperar esas fuerzas que perdimos en incendio. Me refiero a aquellos que se acaban cuando se termina el combustible etílico. Ponte unas zapatillas y cógete un metro prudente.




- Es muy rápido para que me mires de esa manera. Podría volverme a mi vida ya y me ahorraría un montón de dinero, de tiempo y de palabras.

- Es muy lento. ¿Pensabas que sería tan perfecto? Vamos a juntar miedos, y saliva, vamos a huir con los ojos cerrados. Vamos a hacernos preguntas que estamos deseando responder, vamos a organizar un teatro - tan grande- de recuerdos y aprendizajes sutiles que van a temblar las gradas, abarrotadas de los más críticos espectadores: nuestras dudas.
No sé me da mal hablar en segundo lugar. Porque espero que tú hayas sido la primera.

-Cállate,

Estos últimos días

¿Qué no cambió y debió cambiar?
¿y qué cambió y no debió hacerlo?

He intentado convencerte
un millón de veces, pero siempre
eres tú quien me convence.

Esos días acabaron.
Estaba equivocado y las palabras
sólo pueden hacer daño.

Cuando era mejor tocar tu piel,
cuando era mejor estar los dos.
Algunos detalles que olvidé
y alguna frase que dolió
entre tú y yo.