Lookin' for!

viernes, 19 de octubre de 2012

lenguas vivas?



"En la alegría más alta resuenan el grito del espanto o el lamento nostálgico por una pérdida insustituible"

 

¿No parece, a veces, que hablamos demasiado, bastante más de lo necesario?

La vida al aire libre se expresa en estallidos de luz y sonido, en olores que planean vertiginosamente sobre nuestra memoria y arrancan gestos familiares de las profundidades de un lago al que podríamos llamar Leteo.

Es genial discutir el origen de las palabras, descubrir, por ejemplo, que "arjé" significa principio y "pharmakon" es a la vez veneno y remedio, como si la curación no estuviera ya grabada sutilmente en la superficie epidérmica inmediatamente superior a los huesos, allí donde calan las palabras dichas a destiempo o, peor aún, no pronunciadas jamás.

Las palabras están vivas, susurra una voz triste que se encarama hasta mi ombligo y me mira con una mezcla de curiosidad y complicidad inexplicables.

No quiero esta vez morfemas vivos atravesándome, cargando de sentido tantas cosas que no lo tienen, haciendo en la piel surcos que darán forma al cuerpo de una estación espasmódica.

Quizá pienses que no digo nada, si lees esperando encontrar algo, o quizá encuentres en el fondo de ti mismo -esta vez en masculino- una razón no concreta y no dirigida que te impulsa a seguir ¿qué más da? bebiendo, imaginando o comiendo. Sin nombre ni ojos.

Para poder observar sin miedo necesito un plano de errores, una dulce justificación del mundo externo a mi lado, un trago más, un encuentro desinteresado, un asociación nueva de conceptos que se detenga en el punto exacto donde coherencia y locura chocan en un beso sinestésico.

Lo complicado es parar de buscar, sabiendo que al detener tus movimientos forzados disfrazados de inconsciencia, llegará el Ahora que nos espera -en ocasiones llamado Futuro- y nos tentará y nos sacudirá, nos mirará sonriendo en un bostezo tras poner sobre el escenario las posibilidades de un nuevo juego.

Lo complicado es saber jugar, sin este vivo lenguaje -y la lengua correspondiente-desarmándonos todo el tiempo, matándonos de un placer tan insoportable.

1 comentario:

  1. Si se trata de palabras, de placeres, de lo caliente y de las lenguas vivas, ¿qué decirte? Decirte que quisiera dejarme morir en los labios de tu boca.

    ResponderEliminar

Praxis