Lookin' for!

jueves, 23 de agosto de 2012

Madrid





Primeros pasos en la madrugada húmeda
de las calles de esta ciudad cerebral y metálica,
ya nos encargamos de envolverla en piel y voces,
ya nos apresuramos a amarla y la hacemos estática
como todo lo que alguna vez se trata de inmortalizar
escribimos eternidades y las antenas telefónicas
se encargan de que cerremos los ojos y apretemos
los puños
las bocas
la pelvis
espasmos en un portal en la hora de color violeta.

¿Vas a hacerlo de una vez? Tira ese cigarro
y tira detrás de él
otros dolores
otros vicios
otras taquicardias
otros labios.

Recuerdo aún unos labios que se parecían a Madrid
que se introducían torpemente y con algo de prisa,
que se asemejaban al tráfico desencajado en la hora punta
y me rodeaban frenéticamente
como en el ocio más destructivo.

Y también puedo recordar otros,
que eran tan perfectos y acompasados a lo que vivía
que no tardé más de un invierno en olvidarlos.

¿Cuál es el secreto de la asimetría que desprende esta ciudad?
Sueño con que despierto, y me besas las heridas
porque no las conoces,
porque la belleza es una excusa
porque no te escondes,
porque otra ciudad de vidas cruzadas
atraviesa tu nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Praxis