Lookin' for!

miércoles, 4 de julio de 2012

cualquier papel es bueno si la inspiración aprieta



Eres una de esas personas que deja asomar la lengua al sonreír.

8/6/12

mi cariño ahogando tus carcajadas para no destrozar la rutinaria y mecánica sonrisa de mi olvido, ¿y ahora qué? Ahora todo sigue, más o menos, igual. La intensidad podría volver en cualquier momento y a veces me da puñetazos en el vientre, como una criatura furiosa por no poder alcanzar su deseo. Nació solo para ti y se está muriendo dentro de mí, odia el veneno al que le someto cada noche para que aplaque sus ansias.
Aún así, no ha dejado de acompañarme y dirigir mis dedos para crear imágenes y temblores; no ha dejado de darme vida mientras yo se la quitaba.
Ni un solo momento ha dejado de agradecerte su existencia, aunque a veces quisiera odiarte por no dejarle ser ella misma. Y aquí sigue, palpitando. Sus últimos suspiros, al igual que los primeros, serán los más humanos.
Silencio es el final de miles de jadeos atravesando la médula espinal, liberando éxtasis acumulado por las piernas, cargando de electricidad el cerebro: es la peor resaca que puedas imaginarte.
Mortal de necesidad, el techo de la habitación parece solo el límite de un infierno más; otro cualquiera.
Silencio es perderse en cualquier calle y ver la recaída a la vuelta de la esquina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Praxis