Lookin' for!

jueves, 19 de abril de 2012

Desgarra si quieres




Lanzando piedras, a este estanque
de silencios plateados que crecen
viéndonos desenredar versos y vida
escuchándonos sollozar y perder.

Tan tenue es la caída del cuerpo
que apenas altera el reflejo del agua
y las ondas debilitadas se confunden
y el reflejo se parece un momento a tu cara.

Vuelvo a ser consciente del precipicio
lo trato con temor y hastío,
viejo amigo que me conoce y se ríe
que lo sabe todo cuando ya he perdido.

Y, sorpresa, soy yo misma cavando túneles
de olvido, de sonrisa, de brillo y melancolía,
te dejaré conducirte por ellos sin conocerte
me dejaré trozos de piel en ellos si tú quieres.

Pero nunca rechazaré este placer absurdo
de tejerme por dentro con recuerdos y saliva
con imágenes sonoras de tardes de invernadero
en las que un piso y un gesto eran el mundo.

El mismo calor abrasador me revuelve junto a otra piel encendida,
un sudor que se pega al pecho y dos tripas que se ondulan dos cuerpos
peleando por el mismo espacio en el que quieren no ser nunca más dos,
que por todos los resquicios posibles se unen y se violentan,
se creen que no están solos,
juegan a encajarse y es imposible,
se atreven a desgarrarse y siguen siendo dos,
un poco más de fuerza y de sudor, más aún
voy a estallar.

Después me saco la mano del pantalón. Ya se acabó
y
para qué alargar lo que siempre acaba igual.

2 comentarios:

Praxis