Lookin' for!

viernes, 30 de marzo de 2012

partida


Vuelve a encañonarme con ese gusano de metal, allí el tiempo se retuerce, las camisetas se rompen con el paso de los años, pero ese agujero es tuyo desde siempre.
Odio estos inviernos galantes entre castillos de hiedra fina, odio ese afán que tenías de derramar naturalidad por cada labio, en un cruce, en una esquina, andando, follando, hablando. Luego todo tan mentira, la timidez es una burla de la belleza, ¿habéis venido a recordarnos la dificultosa formación de palabras, la respiración cuando se entrecorta y se abulta en la garganta, habéis venido, con el veneno, preparado y mezclado? La mezcla salva la amargura de la vida sin locuras.
La espera, calmarse, llamar alguna vez y, latido, colgar y andar hacia el andén. ¿Se pasa la vida entre andenes? No se acuerda de su pelo, no, no roza los pezones contra la espalda al despertar, viendo respuestas con sangre y tensión al otro lado de la cama. En los dos lados frío telón de acero que ha erigido el insomne, frío telón insípido separando el cuerpo ausente del tembloroso, el cuerpo libre del rígido poema roto. Las plumas de unas alas ochenta mil veces batidas en vuelo ascendente y autoconsciente, junto al polvo de unos libros consumidos por la fiebre.
Así anochece esta noche que languidece, que no espera pero sí anticipa la llegada del gusano, tubo móvil que persigue a donde vaya a el que le nombre, que sabe que la obsesión es tan sólo la cara amable del destino, metal rubio y agridulce retorciéndose y formando túneles
de olvido.

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho, tienes nueva lectora para tu precioso blog.

    Siento no poder comentar nada original o darte una crítica, pero hoy mi cerebro no está para eso, así que solo te diré que me gusta todo lo que he podido leer aquí.

    Besos de neón.

    ResponderEliminar

Praxis