Lookin' for!

sábado, 25 de junio de 2011

Nada.

¿Te acuerdas?

Hoy he tenido un sueño. Estábamos en la misma habitación, compartiendo los mismos porros y la misma bebida, escuchando la misma música y hablando con las mismas personas, en dos esferas completamente diferentes. La miraba, y pensaba: ¿quién es?

- Hola, ¿cómo te va?
- No te conozco. No sé qué decirte. ¿Tendremos una conversación forzada, de esas que se acepta tener sólo porque cabe la posibilidad de que se convierta en una conversación fluida y un acercamiento interesante? ¿Y sin esa posibilidad, qué haremos? Yo he apartado los recuerdos, y también el olvido, porque el olvido no es más que la manifestación negativa de un recuerdo mal situado.
- Entonces, ¿no sientes nada?
- No puedo. Nada es nada. Nada siempre es toda la verdad. Nada significa nada.
- ¿No sientes nada? -insiste.
- Perdona, pero...estoy por cicatrizar. Sé más educada, bonita.