Lookin' for!

martes, 20 de diciembre de 2011

Recursos contra la calma y el acierto.

Pide un deseo con la pestaña más pequeña
para acabar abriendo los ojos asombrados
frente a nuestra ácida vida
que todo lo que toca lo marchita
que todo lo que esconde lo mira.

Instante, una sonrisa.
En la quietud de curvas de este estanque
manos que se revuelven y sujetan
mis muñecas
aquí donde aprendo a sentir lo que ya sabía
y donde el error es tan dulce como antes.

Aquí donde el luminoso espectáculo de la conciencia
suaviza el decadente teatro de los recuerdos,
donde decir sí
es el reverso de un no de otro tiempo

donde cuesta diez euros
no echar nada de menos.

Cada sol una pequeña muerte
cada luna la miro y la contemplo
blanca y radiante como en un sueño,
blanca porque está llena de futuro

y a veces ha llovido adentro
porque el cielo también se cansa
de este pasado incierto.

¿Y nunca le has pedido a la locura que te reserve un lugar para cuando lleguen las dudas?

O el frío, o el pelo, o las palabras.
O todos los cerrojos abiertos.

Pero no te obsesiones, ese lugar ya estaba.
Es tu locura vacía
desde que no está la mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Praxis