Lookin' for!

viernes, 2 de diciembre de 2011

Los imposibles también existen.

Qué largos son los días sin ganas. Qué dulce es que un desconocido altere su vida. Qué deseo más tonto, de desaparecer.

Antes de consumir este medicamento
no me gustan las mitades voluntarias
consulte a su farmaceútico
odio las mañanas en las que me veo pálida,
no es grave:
si estima que la acción del medicamento es
demasiado débil o fuerte
(esa ambigua frase)
se puede querer lo que no ves,
consulte a su médico o farmaceútico
quizá un profesional de la locura
sea esa persona que mordió la vida
que adoptó el impulso como método terapeútico
que le hizo un hueco en su cabeza para siempre a la duda
que, cuando tenía miedo, elegía la huida.

No tome medicamentos sin receta, no busque respuestas preguntando, no tenga una meta.

No lo analices, la vida se esconde siempre entre los matices, en lo que no dices. Para que un día claro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Praxis