Lookin' for!

martes, 8 de noviembre de 2011

Carol.

C al volante, radiante, estúpida, asqueada de su piel y de su cara, apretando el acelerador para sentirse menos humana.
Dirigiendo breves e intensas miradas a T.

T de copiloto, preciosa, a ratos asustada y a tragos valiente, bebiendo de una petaca para dejar de sentirse atada.
Mirando a C con los ojos muy abiertos, enamorada de la mezcla de alegría y tristeza que en su cara se adivina. En cualquier caso, la mujer más intensa que jamás ha visto.

¿Cómo no subirse a un coche con ella para recorrer EEUU. huyendo de las vidas que les ha preparado eso que llamamos sociedad?
¿Cómo no hacer del amor un buen salvaje incivilizado sin voluntad de serlo?
¿Cómo no dormir en cuarenta hoteles distintos para fundirse por primera vez en uno sólo?
¿Cómo no compartir una naranja y un vaso de leche caliente antes de dormir?
¿Cómo no visitar Waterloo?
¿Cómo no mirar a C mientras todo el universo pende de su boca y su cigarro?
¿Cómo no acabaría T fumando y creando belleza privada junto a C?
¿Cómo resistir la longitud de sus piernas, sus manos apartando el pelo de la cara, su manera tan silenciosa de decir “te quiero”, el vapor de la ducha, el deseo en sus ojos, la locura de su risa, y esa mano que aprieta fuerte la de T y le dice sin dudar: “esto no es ningún capricho”?

El miedo y la felicidad se pelean por tus besos, ¿te habías dado cuenta?

3 comentarios:

  1. Carol y Therese. *_*

    (Aunque sigo pensando que el libro necesitaba un poco más de chica sensual-sexual, pero es que yo soy una cerdaca... xD)

    ResponderEliminar
  2. Donde pone chica debería poner chicha, que además de cerda soy disléxica al parecer. :(

    ResponderEliminar
  3. Si en verdad tienes razón, pese a que para mí sea un libro 10...aquí o cerdacas todas o la puta al río! xD

    ResponderEliminar

Praxis