Lookin' for!

miércoles, 2 de marzo de 2011

Un día claro. Despéjame.

Nada puede arder en las aguas que te recorren
y nada puede florecer en la pena que me asombra.
Yo quisiera conocer, con alma arrebatada, tus días y tus noches
pero me encuentro soñando con manos que se alejan y se esconden.

¿No te parece extraño, que ocurran estas cosas?

Los versos alegres y desdentados
son para días raros,
no me siento en mi cuarto.
Deshabitado, sin criterio amueblado, no está
la que lo diseñe
la que lo estrene
y después desordene,
y no aparecerá hasta que
ardan mis viejos y carcomidos muebles.

Las baldosas al Sol fusilan cigarros apagados,
el cielo maldito se adueña de unos días que aparecen
cuando libera todos mis veranos atrapados.

El palacio enmoquetado de tu risa sana vuela,
quien permite la entrada su propio cuarto amuebla,
en los días raros adoro las curvas pequeñas,
y en el grito negro de las seis evoco preciosas muecas.

Para abandonarlas, sin miedo,
en el murmullo cargado de las doce cuando
las manos se alejan, se muestran, y sueñan.




Y a la mañana siguiente podría hacer arder
el planeta en el que tus aguas ondean,
y también podría, sin pena, asombrarme y rendirme
a tu lado.
Entender una curva pequeña
y a mi alegre cuerpo sofocado.

Pero ya ves, no entiendo nada y
sin muecas, sin manos y sin agua,
me levanto,
y una tormenta burlona me baila en el cuarto, y entonces
decido salir con lo puesto
para estar descalza cuando coloreen tus labios
y para ver si el cielo exterior que comparto
está despejado.

4 comentarios:

  1. Nada puede arder en las aguas que te recorren
    y nada puede florecer en la pena que me asombra.
    Yo quisiera conocer, con alma arrebatada, tus días y tus noches
    pero me encuentro soñando con manos que se alejan y se esconden. (me encanta)

    Es precioso que lo sepas! :D

    ResponderEliminar
  2. Gracias Plagueneer!! :D te quiero

    (de nuevo sin ganas de registrarme)

    ResponderEliminar
  3. Te envidio. No sabes cuanto. Hace tiempo que me pongo frente a la pantalla en blanco y no soy capaz de hilar un par de versos. Y hace tiempo que no me asalta esa inspiración que me hacía coger cualquier trozo de papel o hacer un borrador de sms en el móvil. Y además, me encanta lo que escribes. Espero seguir pasando por aquí y encontrarme "cosita buena". :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias...en realidad la productividad creativa no es un buen síntoma de nada en mí...pero gracias :)

    Es difícil sentarse y escribir, a mí no me sale. Las circunstancias en las que escribí esto son un poco turbulentas, cuanto menos.

    Besos!

    ResponderEliminar

Praxis