Lookin' for!

martes, 1 de marzo de 2011

Tita.


Sé que hemos tenido nuestros choques. Nos hemos chillado en la puerta del chino, tú me has dicho que no me aguantas y yo te he llamado insoportable. Recuerdo levemente algunos insultos que nos hemos dirigido.

Yo te he llamado caprichosa y tú me has llamado otras cosas que ahora no recuerdo.Pero por encima de eso sé que, para mí, siendo más pequeña, eres mucho más sabia. Pero no en plan tía pedante que se pasa el día reflexionando cuestiones super vitales (como yo), sino como una persona impulsiva y cálida. Como esa chica que se hace notar cuando la tienes al lado porque suelta ese comentario que había que hacer. Y cuando una de las dos no se atreve a hacerlo, lo hace la otra.

Tú sabes ver, con madurez, el lado absurdo y el lado importante de la vida, y los dos los abordas con humor. Más bien, con arte. Te viene que ni pintado ser actriz. Porque yo te he visto actuar, y lo eres.

Y esto es algo que te he dicho unas cuantas veces ya, pero, si pienso en ti y en definirte con una sola palabra, la que me viene a la cabeza es ternura. Y no te rías ni menosprecies el valor de esta palabra, porque con un poco más de ternura en la vida, el mundo sería un lugar mejor. No es meramente físico, ni es tu voz, ni siquiera es que seas una cría de velociraptor. Es más bien tu manera de escuchar, de mirar a quien tiene un problema, de ilusionarte con las cosas más pequeñas, de reír a carcajadas apoyándote en el hombro de una amiga, tus bromas, tu forma de conmoverte, espontánea, tierna y sincera. Es el aura que te rodea y de la que no te puedes despegar, y yo tampoco quiero despegarme de ella.

Sé que no nos vemos mucho, aunque últimamente un poquito más, pero cada vez que estoy contigo disfruto, sea como sea. Tanto si hacemos gilipolleces desde un puente con una hoja de bolsas, como si nos disfrazamos, como si te cuento todo lo que siento y llego a saber de sentimientos que ni siquiera sabía que sentía.

Tú me ayudas muchas veces, más de las que te imaginas, a sentirme bien y a sentirme auténtica, porque tú lo eres, y esa seguridad significa muchísimo para mí. (Suena un poco a anuncio de compresas, auténtica y segura, pero así me siento contigo) :D



Sé que no lo harás, Tita.

2 comentarios:

Praxis