Lookin' for!

martes, 29 de marzo de 2011

De Viaje.



Tu boca: entrada de lo necesario y salida de lo mejor. Padecemos una verdadera tempestad.


Mi anomia: llegada de lo esperado y resolución de todo dolor. Desearía una tormenta tropical en mis sienes.


Guardemos para hoy la humedad que no volverá mañana, andemos hacia un claro que me mostrará despejada.


Dejemos que se ordenen las cientos de palabras amargas y hablemos de cosas que no nos recuerden lo que nos falta.


¿No querías ser feliz? Pues atrévete a sentir que el día se acaba. Todo esto nadie se lo cree porque tiene planes para mañana.


A mí me gustas tal como vienes, tal como haces, viajas, sueñas, hablas y ríes, tal como te desenvuelves con las pequeñeces que te hacen grande. Tal como decidas respirar, siempre me alegraré de verte coger aire.


Como he decidido que llega el calor, voy a decir todas esas cosas que me reservaba por miedo a la incertidumbre. No tengo miedo de decirte que quiero que seas feliz (tanto como tu ametralladora inteligencia te deje). Y no tengo miedo de decirme que, sin saber muy bien por qué, me siento muy contenta cuando hablo sin el nudo.


Pero, aún escribo; no está todo hecho en estos días y en este mundo.

martes, 22 de marzo de 2011

Desaparezca (n).



Desaparezca el mundo verdadero
y también el aparente.

Ante un papel poco espero,
engalanadas palabras me conducen
a la cuneta de unos días eternos.

Pero me levanto sonriendo porque

Desaparezcan los pétalos violetas
a los que no supiste hacer frente.

Desaparezcan unos besos
que antes te parecía regalos
y que ahora regalas
a mi boca empapada en versos.

Desaparezcan los reproches y las sinceridades
para que dejen sitio a una sonrisa
eso sí que es un regalo
y no mi andante determinación marchita.

Desaparezcan todas tus dudas
a las que no supiste hacer frente
y ojalá, mi vida,
que pronto te encuentres.


lunes, 21 de marzo de 2011

Así es como esperas.

Todos los días, 5 minutos al menos, pienso en ella como la persona que algún día llegaré a conocer.

Y del otro lado está el descanso mental, la paz
de creer que su cabeza está bien amueblada
y que los recuerdos jamás son arrebatados.

Como siempre he compartido con Herman Hesse en Demian, uno de mis libros favoritos, hay algo dentro de nosotros que sabe lo que hace, y lo hace mejor que nosotros mismos, y que sabe lo que quiere. Ese algo somos nosotros mismos sin la dictadura del tiempo. Sin la cárcel del presente y del aire que ahora mismo estamos respirando. Es ese algo que proyecta nuestra felicidad en el futuro, porque la indeterminación supone todas las posibilidades abiertas, completas, renovadas. No hacer nada ni ser nada para llegar a ser libre.

De verdad espero que el tiempo nunca llegue a atrapar del todo mis ganas de pararlo.

domingo, 20 de marzo de 2011

Wild world.

Hay infinitos caminos amarillos de tierra seca.
Nos pasamos la vida intentando encontrar el camino que sea verde y acogedor.
Al final, te das cuenta de que no existe ningún camino acogedor, y escoges el camino amarillo que algún día se convertirá en tu paraíso particular.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Muy dykes, pero molan.

Que toda esta música friki-bollo del estilo Tegan and Sara, Ondina, Los Seis Días, ect...es a veces muy cerradita y orientada a, lo sabemos. Pero oye, lo importante es escuchar otras cosas y no profesar la religión de los Tibette vídeos, nada más, siempre lo he dicho.

Y seguir de vez en cuando los tópicos no está mal, porque, ¿quién no desea, al menos de vez en cuando, encajar en algún sitio definido?

Aún así y todo, a mí está canción me parece una preciosidad, aunque todos sepamos de que tipo de pie cojean estos grupos, estas chicas son tremendas (lo séee, sé que también hay un chico en el grupo, pero son mayoría femenina y estas cosas de a ver qué escribo para no polemizar me dan mucha rabia). Respecto a la canción, mira mira... a mí me dicen algo así, sobre todo con la voz de Nerea...y me derrito, me da igual que "igual no esté tan bien". Apoyo total a este grupito! Últimamente sólo escucho catalás...Los seis días, Love of Lesbian...Son muy encantadores y muy bohemios, qué se le va a hacer....

Por cierto, miraros su página, está bien, son unas majetas :) http://www.losseisdias.com/


Al final siempre acaba una frikeando y cogeando de cierto pie. No hay de qué preocuparse. El placer y el dolor no se explican porque no se comprenden sus causas, y esto es bueno, porque conocer las causas del dolor no lo calma, y saber las causas del placer no lo alteran, afortunadamente.


A ser felices! Empieza la primavera. Durante los próximos tres meses estaré arrastrándome somnolienta por las calles polinizadas (malditos antihistamínicos) ¬¬

domingo, 13 de marzo de 2011

Ella.

Sin intimidad y sin ganas de escribir, con un poco de frío ayudado por el viento, dentro de mí hace un buen día. Porque los buenos días hablan de futuro, no de presente, como todo el mundo piensa.

No me acuerdo apenas de ninguna perspectiva, y eso, te lo juro, es lo que más triste me pone.

Una vida como etiqueta, ¿a quién le importa?

jueves, 10 de marzo de 2011

A ver...

Eh!

Podemos quedar un día y follar un poquito. Pero sólo un poquito.



Yo no quiero sentirme libre, ni enamorada, sola, ni acompañada, cansada, ni activa siquiera, inteligente, o estúpida. Quiero que llegue el verano y que a mi perro le crezca el pelo, que parece una ratita recién pelao. Sacarme el carnet, que parece que es lo que toca, y enterarme de qué va a pasar con mi próximo año, el siguiente, y el siguiente...

Dentro de un tiempo me temo que no sabré ni quién eras.


Ocuparse de lo de arriba es la mejor forma de que no te salpique lo de abajo, yo seguiré haciendo cosillas por todas partes y nada en concreto, tampoco sabría qué hacer.

martes, 8 de marzo de 2011

Feliz día de la mujer trabajadora.







8 de Marzo, Día de la Mujer Trabajadora. Con mi cheque y mi tono malva voy contenta por la vida!!! :D

Pero el dinero no lo es todo y me gustaría que hiciera sol, que se acercara la fecha del teórico para ponerme las pilas de una puñetera vez, que tuviera más tiempo para leer libros como "El antropólogo inocente", que mis amigas sonrieran con amplitud, y que dormir no fuera asqueroso a veces. Y algunas otras cosas más me obsesionan pero aquí no se escriben, que no me apetece poner el blog para mayores de edad... ¬¬
Y es que la mujer trabajadora trabaja muchísimo, primero, para ganarse la vida (lo cual yo me ahorro de momento ya que soy una mantenida por mis padres, las cosas claras) y segundo, para saber qué coño significa eso de ser mujer...Una tarea curiosa, cuanto menos.

viernes, 4 de marzo de 2011

Qué tedio.

Aunque a nadie le importe un pimiento todo esto, no me siento mal. Porque importa, pero no se comprende.

¿Nunca os habéis preguntado por qué hacéis las cosas que hacéis? Ir a clase, por el futuro, el carné del coche, por el futuro, y levantarse todos los días, por el futuro. ¿Pero qué futuro? ¿El que creas día a día, o un futuro externo que no nos ha sido impuesto pero sí acomodado? Es muy cómodo dejarse llevar por la corriente de "lo que se suele hacer". Me pregunto si existirá esa corriente, pero me pregunto algo más inquietante aún: ¿sería yo capaz de hacer algo sin esa corriente hilando mi vida?

Si, está el ocio, el "tiempo libre", dedicado a descansar para continuar construyendo el otro futuro, el verdadero. El día en sí, no nos engañemos, no está, no existe. Yo me paso el día haciendo cosas que conducen a otras y nunca encuentro el hacer definitivo que me llene de presente y de tranquilidad.

El amor podría salvarse. Pero funciona de la misma manera. El amor es egoísta e inasible. Como dijo nuestro profesor de Antropología refiriéndose a Lucrecio, los amantes se follan y se abrazan y se tocan se miran se escarban se rodean se dan vuelcos, se besan se lamen y se matan...¿para qué? Para un orgasmo. El orgasmo se va, y tú te quedas con cara de gilipollas. El éxtasis y la ilusión de la unión son mentira, aunque sean maravillosos.

Llevo mucho tiempo queriendo creer que no, pero ahora lo creo de verdad: somos islas. Somos islas y un puto puente de placer y comprensión, construido con cariño y los ingredientes que cada uno quiera añadir a su pequeña o gran neurosis particular, no tiene ninguna entereza. De hecho no existe, y el tiempo lo devora. Pero la culpa no es del tiempo, la culpa es del mar bravucón que rodea nuestra tierra cercada. Yo tengo mares bravucones dentro a los que nadie nunca podrá acceder, y los demás tenéis mares increíbles que nunca podré conocer.

Y aún así, se puede hacer. Se puede amar.


Esto no es una oda al pesimismo y a la negación del amor. Es que mi chaqueta vaquera está colgada en la puerta y no puedo ponérmela porque llueve helado afuera, es un Viernes por la tarde y no quiero moverme de la cama, es un día en el que siento que mi vida corre manejada por algo que desconozco. Sé quién soy, y lo que soy lo he hecho ser yo. Pero lo que ocurre conmigo es extraño, porque a veces me siento sola si llueve tanto fuera.

Yo me alegro de que las pequeñas islas cuerdas sepan vivir con su ilusión. Y no me entristezco demasiado de saber, al menos ahora, que mi tierra está plagada de hierba enredada y seca.

jueves, 3 de marzo de 2011

Incendios de nieve, y Calor...

Consejos para controlar un incendio de nieve y Calor:


Si de repente apareces y silbas en su ventana, lo has hecho. Si no has ido a silbarle la oreja, ¿qué pides?

Pide una mancha, un cable, un diploma, un reloj de arena...pídele una caja que no quieras abrir, por si acaso. Y si te la da...le devuelves el beso.


Por si alguien aún duerme...

miércoles, 2 de marzo de 2011

Un día claro. Despéjame.

Nada puede arder en las aguas que te recorren
y nada puede florecer en la pena que me asombra.
Yo quisiera conocer, con alma arrebatada, tus días y tus noches
pero me encuentro soñando con manos que se alejan y se esconden.

¿No te parece extraño, que ocurran estas cosas?

Los versos alegres y desdentados
son para días raros,
no me siento en mi cuarto.
Deshabitado, sin criterio amueblado, no está
la que lo diseñe
la que lo estrene
y después desordene,
y no aparecerá hasta que
ardan mis viejos y carcomidos muebles.

Las baldosas al Sol fusilan cigarros apagados,
el cielo maldito se adueña de unos días que aparecen
cuando libera todos mis veranos atrapados.

El palacio enmoquetado de tu risa sana vuela,
quien permite la entrada su propio cuarto amuebla,
en los días raros adoro las curvas pequeñas,
y en el grito negro de las seis evoco preciosas muecas.

Para abandonarlas, sin miedo,
en el murmullo cargado de las doce cuando
las manos se alejan, se muestran, y sueñan.




Y a la mañana siguiente podría hacer arder
el planeta en el que tus aguas ondean,
y también podría, sin pena, asombrarme y rendirme
a tu lado.
Entender una curva pequeña
y a mi alegre cuerpo sofocado.

Pero ya ves, no entiendo nada y
sin muecas, sin manos y sin agua,
me levanto,
y una tormenta burlona me baila en el cuarto, y entonces
decido salir con lo puesto
para estar descalza cuando coloreen tus labios
y para ver si el cielo exterior que comparto
está despejado.

martes, 1 de marzo de 2011

Tita.


Sé que hemos tenido nuestros choques. Nos hemos chillado en la puerta del chino, tú me has dicho que no me aguantas y yo te he llamado insoportable. Recuerdo levemente algunos insultos que nos hemos dirigido.

Yo te he llamado caprichosa y tú me has llamado otras cosas que ahora no recuerdo.Pero por encima de eso sé que, para mí, siendo más pequeña, eres mucho más sabia. Pero no en plan tía pedante que se pasa el día reflexionando cuestiones super vitales (como yo), sino como una persona impulsiva y cálida. Como esa chica que se hace notar cuando la tienes al lado porque suelta ese comentario que había que hacer. Y cuando una de las dos no se atreve a hacerlo, lo hace la otra.

Tú sabes ver, con madurez, el lado absurdo y el lado importante de la vida, y los dos los abordas con humor. Más bien, con arte. Te viene que ni pintado ser actriz. Porque yo te he visto actuar, y lo eres.

Y esto es algo que te he dicho unas cuantas veces ya, pero, si pienso en ti y en definirte con una sola palabra, la que me viene a la cabeza es ternura. Y no te rías ni menosprecies el valor de esta palabra, porque con un poco más de ternura en la vida, el mundo sería un lugar mejor. No es meramente físico, ni es tu voz, ni siquiera es que seas una cría de velociraptor. Es más bien tu manera de escuchar, de mirar a quien tiene un problema, de ilusionarte con las cosas más pequeñas, de reír a carcajadas apoyándote en el hombro de una amiga, tus bromas, tu forma de conmoverte, espontánea, tierna y sincera. Es el aura que te rodea y de la que no te puedes despegar, y yo tampoco quiero despegarme de ella.

Sé que no nos vemos mucho, aunque últimamente un poquito más, pero cada vez que estoy contigo disfruto, sea como sea. Tanto si hacemos gilipolleces desde un puente con una hoja de bolsas, como si nos disfrazamos, como si te cuento todo lo que siento y llego a saber de sentimientos que ni siquiera sabía que sentía.

Tú me ayudas muchas veces, más de las que te imaginas, a sentirme bien y a sentirme auténtica, porque tú lo eres, y esa seguridad significa muchísimo para mí. (Suena un poco a anuncio de compresas, auténtica y segura, pero así me siento contigo) :D



Sé que no lo harás, Tita.