Lookin' for!

domingo, 7 de noviembre de 2010

Y otra.

Premios en cada bocado
que me des.
En cada baldosa que pisas,
en cada detalle que miras
deja de premiar al mundo
con tu voz y tu sonrisa.
Siento celos irracionales
cuando pienso en tu piel y el agua que la recorre.

Recompensas en cada beso
con los ojos.
En cada gesto de tus manos
y en la suavidad de tu pelo, claro.
Hasta hay alguna recompensa
en ciertos cigarros.

Algo a cambio
de tu espalda entera.
Bastante más
si me dejas recorrerla.
Y un bofetón por cada vez
que te sientas fea.

Y eterno agradecimiento
a tus entregados labios.
Para terminar con ellos,
ellos que son el principio de lo que aún no ha empezado,
pero que, si lo empiezas,
obtendrás tu recompensa.