Lookin' for!

domingo, 24 de octubre de 2010

La pelota de Rugby.

Todo tiene su primer instante de comprensión, su primer acercamiento a lo que es, y un acostumbrarse a ciertas técnicas, ciertos movimientos y ciertas reacciones cada vez más mecanizadas.

Todo, todo, absolutamente todo en la vida funciona así. Busca una excepción. ¿A qué no la hay? Porque nos sentimos cómodos actuando así, porque es inherente a nosotros buscar lo conocido y perfeccionar lo que no alcanzamos a dominar aún, porque, paradójicamente, lo que resulta nuevo resulta sonrojante y complicado, el tiempo se hace eterno cuando te encuentras ante lo rompedor y el sudor parece no tener límite.

Ahora bien, algunos queremos romper. Búscate una excepción o búscate un camino lleno de piedras irregulares, en el que seas como esa pelota de rugby que, cada vez que hace contacto con el suelo, sale disparada hacia un destino completamente nuevo e imprevisible, pero sale con energía. Cada vez que realizas ese giro en tu camino, nuevas posiblidades se abren y el pecho se llena de desconocimiento y adrenalina, no te asustes, suda lo que tengas que sudar y, sobre todo, ve con decisión.